Por Marita Amat, Representante legal.

Este año no tuvimos que hacer el Chocolate Catalino «Take away», tuvimos la gracia de poder compartir en los patios del Sagrado, el de Madre Catalina y la cancha, el gesto dulce y maternal heredado de Catalina de un chocolate caliente en el día del Sagrado Corazón.

A este chocolate se sumaron todos los miembros de la Familia Catalina de la comunidad, los exalumnos, los hermanos, los docentes, el personal no docente y todos los alumnos presentes ese día en la burbuja. Porque la otra burbuja tuvo su chocolate en la misa de primer viernes.

Este chocolate no se olvida jamás 

“Uno de mis recuerdos más queridos fue siempre el día del Sagrado, y cuando llegué a 5to año fue lo mejor ir en procesión hasta Jesuitas con el Sagrado, cantando por la calles y luego volver a tomar este chocolate caliente, me queda en el corazón, como no iba a volver hoy a compartirlo con mis queridos profes y mis compañeros Exalumna.

“Cuando me invitaron, como mamá, a ayudar a servir el chocolate en el día del Sagrado, nunca pensé la movida que era. Pero la mayor sorpresa fue la felicidad de los niños al recibir ese vaso de chocolate y su magadlena. Ese brillo en la mirada de los chicos a través del barbijo me lleno de esperanza y emoción” Mamá animadora.

“Soy nueva en el cole desde el año pasado, así que no sabía cómo eran los festejos del día del Sagrado Corazón, la verdad me sorprendí muchísimo nunca imaginé que empezábamos bailando, decorando, la misa y luego poder compartir ese chocolate, que como dijo el profesor Damián, fue un regalo que nos dejo la Madre Catalina. Estoy muy feliz con todo lo que pasó”  Alumna de 1er año nueva en el colegio.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here